En el marco de la publicación en el Diario Oficial del Plan B de la Reforma Electoral, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, aseguró que dicha serie de reformas “no violan de ninguna manera la Constitución”.

“El Plan B es una reforma que va a asegurar la austeridad en los órganos electorales y la independencia de éstos, que además otorga un castigo mayor al tema de la compra de votos. Contrario a lo que quiere vender la derecha nosotros aprobamos reformas constitucionales para ampliar los derechos políticos, como la Consulta Popular, como la Revocación de Mandato. Creemos en la democracia y queremos que se respete la voluntad popular porque venimos de la lucha democrática,”, declaró.

También, el líder morenista señaló que “la oposición está en su derecho de ir a la Corte y controvertir, y que sea ésta la que decida, pero nosotros estamos muy tranquilos y seguros de que no hay nada que viole la Constitución. Y por supuesto que vamos a defender lo que se aprobó y vamos a seguir insistiendo en que vivamos en una auténtica democracia, donde el pueblo mande”.

En este sentido, sostuvo que espera que la Suprema Corte actúe de manera imparcial y conforme a derecho; “ojalá que no haya consignas, que respeten la investidura que representan, que ellos decidan, sin embargo, en Morena siempre daremos nuestra opinión sobre la forma en cómo lo hacen. Por ejemplo, el mismo día que declaran culpable de narcotráfico a García Luna, los jueces en México decidieron liberar su dinero a través de su esposa. Es algo verdaderamente increíble, pero son cosas que pasan en el Poder Judicial. No sé si eso es justicia, pero nosotros no estamos de acuerdo y lo vamos a seguir manifestando”.

Por último, Mario Delgado apuntó que la derecha le tiene miedo a la gente porque ahora México tiene un pueblo consciente y un pueblo politizado que no va a permitir que regresen los gobiernos corruptos, ladrones y asesinos del pasado. “Dicen que queremos acabar con la democracia, pero mienten, en realidad a lo que le tiene miedo la derecha es a un pueblo consciente y movilizado”.

“Si estuviera en riesgo nuestra democracia o nuestro sistema político, no tendríamos anuncios como el que se dio ayer por parte de Tesla, de Elon Musk, quien va a apostarle a México para construir la planta de autos eléctricos más grande de todo el mundo. Mientras la derecha quiere engañar con eso de que tenemos un dictador, en el extranjero están viendo a nuestro país como un destino muy importante para la inversión”, concluyó.